Los pasados días 17, 18 y 19 de marzo, un grupo de 60 chicos y chicas de 5 a 3º de la ESO pasamos una experiencia inolvidable en el Garañón. Las fotos hablan por si mismas. El trabajo, los momentos de oración y de ocio se mezclaron dejando huella en los que tuvimos la suerte de participar. Para el colegio, educar en los valores que emana del Evangelio, y en las notas propias de la familia vicenciana, son una fuente continua de satisfacción, ya que, nuestros alumnos/as crecen en unos principios que con el tiempo se convierten en una riqueza para la sociedad en la que vivimos, ¿qué mejor regalo para nosotros sus educadores?