Felicidades, Padres.

Gracias, san Vicente, por este gran regalo a la Iglesia.