La comunidad educativa de San Vicente ha estado reflexionando sobre  la misión que los Padres Paúles desarrollan en Honduras. Por esta razón, se ha organizado una actividad distinta a la que normalmente desarrollamos “un desayuno solidario”  donde se invitó a cada niño/a a aportar dos euros,  y  a dejar por un día los bocadillos que traen de casa, para compartir un desayuno más austero, y menos apetecible, mucho más sencillo, que pretendía acercarnos a  la realidad de pobreza que viven muchas personas, con las que los Misioneros trabajan, en concreto con la Misión de Honduras. Con este pequeño gesto los alumnos se han convertido en «grandes», puesto que cada pequeña acción solidaria es una oportunidad de transformación interna y repercute en el  entorno en el que se desarrolla la misión. Agradecemos desde aquí la implicación y la participación de todas las familias puesto que gracias a ellas se han recaudado 500 Euros que irán íntegramente destinados al proyecto que los padres Paules desarrollan en este país de Centroamérica.

 Les animamos finalmente a reflexionar este proverbio Masai. «Si crees que eres muy pequeño para hacer la diferencia, trata de dormir en un cuarto cerrado con un mosquito”.