Un día como hoy me llena de orgullo, mirar y contemplar estas pequeñas flores, que fueron plantadas hace tres años en el jardín de Infantil y que han sido regadas con mucho amor y cariño.

Pequeñas flores, sigan creciendo con la misma ilusión y ganas de aprender como hasta ahora.

¡Esto no es un adiós, sino un hasta luego!.

 Su Seño Mari Carmen Ramos