El colegio de San Vicente de Paúl se une al dolor y a la consternación de lo sucedido en Francia, los alumnos han hecho un minuto de silencio tras una pequeña reflexión de lo acontecido. Nos unimos al pueblo francés en oración rezando un Padre nuestro con las manos unidas como señal de unidad mundial y con el deseo de que la Paz finalmente sea la vencedora.