El lunes, 27 de septiembre, festividad de San Vicente de Paúl, iniciamos en nuestro Colegio Una semana Vicenciana a Tope.

Empezamos con la Eucaristía, donde dimos gracias a Dios por San Vicente, por su amor a Jesús, a Los Pobres y por invitarnos a servirle en los más desfavorecidos, siguiendo su ejemplo. Durante el resto de la mañana, tuvimos varias actividades de profundización de la vida y o obras de nuestro querido Patrón.

Los días siguientes tuvimos la oportunidad de colaborar con La Misión de Honduras, realizando el desayuno solidario de cada mañana.

¡Gracias a todos los que han hecho posible!¡Muchas Felicidades a toda la Familia Vicenciana y a La Iglesia, por contar con el Carisma Vicenciano, que tanto bien ha hecho y siguen haciendo!

No nos hemos olvidado en la oración de estos días de nuestros hermanos los palmeros.